martes, 9 de octubre de 2012

peligro, perros sueltos


Recientemente he recibido la noticia de que mi poemario "Peligro, perros sueltos" ha obtenido el XI Premio Nacional de Poesía Ciega de Manzanares, que próximamente será publicado por Ediciones Vitruvio. A continuación os dejo, como anticipo, el poema que cierra el libro; se titula "Cuando me haya ido".
A veces uno se queda sorprendido por cómo la poesía que uno escribe acaba encontrando un lugar de privilegio en la vida que uno vive...



CUANDO ME HAYA IDO

Seguramente vendrá alguien cuando me haya ido
a diseccionar la desorientación que siempre me ha conducido
y a clasificarla en carpetas bajo nombres solemnes
y, no obstante, igualmente desorientados.
Que nadie le escuche.
Que nadie le dé conversación.
Porque no estará hablando ni de mí ni de lo que es mío.

He tenido mi tiempo y mi tiempo pronto os pertenecerá.
Construid con él un templo donde se venere a
un pasado que nunca ocurrió.
Con lo que os sobre,
poned mi nombre a una calle dentro de vuestra casa
para que pueda encontraros sin dificultad
si alguna vez os necesito.

Mis páginas escritas acaban a la mitad del libro.
Pero seguid leyendo, por favor.
El blanco que continúa pertenece a mis mejores poemas.

Todo lo demás eran ejercicios de calentamiento.




6 comentarios:

Edu dijo...

Felicidades J.M. hermosas las palabras de "Cuando me haya ido"
Espero poder encontrar el libro por este lado del charco.

Un abrazo desde México

Raúl dijo...

Eres grande amigo.Has cruzado el camino con dignidad y has podido comprobar que hay algo más que la soledad o el olvido.Otro premio "a la saca" y piensa una cosa: Siempre he pensado que son más peligrosos los perros sueltos que las aves carroñeras.A mi me podrás encontrar en la Calle Melancolía.

Raúl dijo...

Eres grande amigo.Has cruzado el camino con dignidad y has podido comprobar que hay algo más que la soledad o el olvido.Otro premio "a la saca" y piensa una cosa: Siempre he pensado que son más peligrosos los perros sueltos que las aves carroñeras.A mi me podrás encontrar en la Calle Melancolía.

Alberto R. Polanco Gracia dijo...

Enhorabuena por el premio. Vislumbro belleza en tus letras. Intentaré seguirte...

Raúl González Zorrilla dijo...

Querido Jesús: Me encanta el poema, como sabes que me gusta tu pintura. A ver si un día tomamos un café, de esos que, a la mitad del camino, suelen ser ya más sosegados, al igual que suelen estar más cargados de recuerdos que de proyectos.

Un abrazo

buenavista dijo...

Precioso poema con el sempiterno tempus irreparabile fvgit de cabecera.

Enhorabuena, los premios son enredaderas de envanecimiento perfectamente legítimas.

Miviejorincon