jueves, 2 de julio de 2009

singles



Era maravilloso aquel concepto de los singles. Por supuesto, en vinilo. Aquello permitía publicar en la cara A la canción radiable, y en la cara B, esa pequeña joya que, muchas veces era más afín a los intereses del artista. Eso se ha perdido para siempre. Los discos van camino de perderse para siempre, sean de vinilo o los actuales discos compactos. Desaparecen a pasos agigantados.

No obstante, a mí me gusta pensar que aún hay lugar más allá de la industria y de los hábitos compulsivos de apropiación no compensada por los consumidores de música, para pensar en la romántica idea de que un disco forma parte de las emociones de sus creadores, y que por tanto, tiene un concepto, un desarrollo, una coherencia -o no- y que se debería luchar a toda costa para que eso no se desvirtue. Por ello, algunos aún creemos en singles, y en caras A y B. En Long plays. En obras de arte con un principio y con un fin. Y sobre todo, con principios, y con fines.

En la imagen que acompaña a este texto, tal vez Mikel y yo tengamos entre manos las letras de dos singles. Quién sabe si uno y otro miremos la cara A o la B, y si en el reverso, la que está de cara al objetivo, sean la cara A o la B. Sin embargo es posible que el título de ambas canciones se lean un poco mejor... Sólo hay que clicar dos veces sobre la foto para que crezca.

4 comentarios:

dull dijo...

Muy cierto todo lo que en tono romantico dices, esto me recuerda mi disyuntiva de estos dias..Ahora que los discos fisicamente se extinguen y el internet reclama su lugar, hacia donde piensas tu que se dirija la industria?

Es decir, tengo unas grabaciones entre msi manos y no me decido por cuales vias dirigirlas.

saludos!

Franklin Quiñones dijo...

Imposible de leer los títulos, debe usarse un programa como ese que aparece en las películas del FBI que agrandan las fotos y aclaran la imagen... en fin..sabiendo que tu tienes que ver con esto, no queda mas que esperar que salga el disco.
SI que hay nostalgia en la vieja manera de los discos y todo lo que giraba en torno a un nuevo long play de un artista, los singles, la promoción, la radio, la TV... pero ¿qué se le va a hacer?, esto apunta cada vez más a retornar a la época de los juglares y trovadores.

ugotron dijo...

Como casi siempre aciertas en la diana con tus comentarios. Cada vez somos más raros los que preferimos los discos singles, las caras B, y que además exhibimos como trofeos. El tema virtual, de lo no real ni tangible, se impone a gran velocidad. Parece como si quisiésemos borrar las huellas de lo que para mí es buen gusto y trabajo. Otro tema en paralelo es el de los libros y sus versiones on-line, digitales,... efímeras todas ellas en un mundo donde se impone la velocidad, y el gusto por hacer las cosas como antaño se desvanece. Como si ahora fuésemos mejor. Ja.

Un saludo.
Nunca te agradeceremos lo suficiente el día que te conocimos. Un abrazo.

Nacho Garcia dijo...

Nos hacemos viejos, y me alegro...

Me alegro por saber lo que es un "single" en vinilo, buscar la canción deseada con la aguja sobre un LP (la de cientos de veces que busqué "Across the universe" a mis cuatro años en en LP de mis padres...!!)

Todo tiene su parte positiva no???